Inicio / Hablemos de turismo / El turismo espacial y sus numerosas incógnitas
Dudas astronauta

El turismo espacial y sus numerosas incógnitas

En los últimos años, mucho se habla de un fenómeno turístico que intenta revolucionar al mundo con una nueva forma de viajar: el turismo espacial. Y aunque parece una gran hazaña, este segmento del turismo tiene aún grandes desventajas, una de las principales es la económica, ya que no está al alcance de todos debido a que es extremadamente caro (alrededor de 200 mil dólares por viaje), aunque se cree que en aproximadamente 10 años pueda ser un poco más “accesible” al mercado.

Y no podemos limitarnos únicamente a cuestionar el costo de los viajes, existe una serie de interrogantes que parecen no tener respuesta, de las que hablaremos un poco más adelante…

Viajar al espacio no es una tarea fácil ya que las personas que lo hacen, tal es el caso de los astronautas, tienen que cumplir un sinfín de requisitos y rigurosas pruebas, entre ellas:

  • Físicas: desde caminar, correr, pararse, levantar objetos, pesados, agacharse, gatear, exponerse a inclemencias del tiempo y saber nadar perfectamente, además de medir entre 1.57 y 1.90 metros. 
  • Psicológicas: Tener facilidad para el trabajo en equipo, no tener problemas de permanecer en espacios reducidos, experiencia en actividades de riesgo o con alta exposición personal, no sufrir ningún tipo de trastorno mental. 
  • De salud: No tener ningún padecimiento o enfermedad crónico o degenerativo y tener menos de 50 años. 
  • Gastronómicas: La comida es un punto muy importante, pues no pueden ingerir alimentos que regularmente se consumen en la tierra, sino alimentos deshidratados especiales los cuales deben cumplir con los estándares nutrimentales adecuados para los tripulantes. 
  • Adaptación: Además de saber lidiar con espacios reducidos, es importante estén preparados para su nuevo entorno, desde saber cómo ir al baño hasta cómo dormir, ya que al no tener camas convencionales, normalmente duermen de pie en pequeños sleepings y al no haber gravedad deben estar sujetados para no chocar o golpearse con algo al estar flotando por ahí. 

Dichas pruebas sólo por mencionar algunas; sin olvidar que su entrenamiento básico es de aproximadamente un año de duración, que entre otras cosas los prepara para saber cómo reaccionar en caso de una emergencia. ¿Un viajero común deberá cumplir con todas estas caracteristicas?

Actualmente existen empresas pioneras en este segmento del turismo espacial como SpaceX, Xcor, Virgin Galactic y Blue, y aunque han tratado de comercializar los viajes «para todos», lo cierto es que sólo unos cuantos han tenido la oportunidad de conocer más allá de la atmósfera, que en algunos casos únicamente han sido parte de pruebas piloto que sirven para ir mejorando la ejecución de estos viajes.

Pero de lo que aún nadie habla, es sobre el proceso previo que los turistas tuvieron que pasar para poder realizar la travesía, siendo aquí donde se generan varias incógnitas para los futuros “turistas o viajeros”, por ejemplo:

¿Cómo se llevaría a cabo la preparación de un turista y por cuánto tiempo sería?, ¿Quiénes serían los candidatos a viajar?, ¿Qué documentos se tendrían que presentar antes de viajar además de certificados médicos?, ¿Con qué frecuencia se harían los viajes? (ya que de acuerdo a los lineamientos de la NASA los vuelos al espacio están estrictamente programados por la logística que requieren), ¿Cuál sería el número máximo de pasajeros y tripulantes por nave? 

Es verdad que ya circulan algunos videos en Internet del primer hotel espacial, que tentativamente pretende abrir sus puertas en el 2027, pero en caso de llegar a hacerlo, ¿Cómo sería el servicio?, ¿Habría personal de atención a clientes?, ¿Cuál sería el tiempo máximo para poder permanecer en él?, ¿Cómo serían sus habitaciones? Y aunque en el video se muestran algunas personas caminando, que debido a la falta de gravedad esto sería difícil de creer, nos preguntamos, ¿el hotel estaría diseñado de tal manera que esto pudiera lograrse? 

No hay duda que es un tema tan controversial como interesante que nos obliga no sólo a imaginar la maravillosa idea de conocer el espacio, sino a ver más allá y analizar la realidad de cómo se realizarían estos viajes. 

¿Tienes más preguntas y dudas sobre el tema? Te invito a escribirlas en los comentarios.

Comentarios

comentarios

Acerca de Annel Mendoza

🇲🇽 Lic. En Administración de Empresas Turísticas. Originaria del estado de Puebla, con 10 años de experiencia en el área hotelera, restaurantera, agencias de viajes, relaciones públicas y servicio al cliente. Viajera por vocación, amante de vivir las experiencias que encierra cada lugar y disfrutarlas al máximo. "Viajar es la mejor forma de aprender y abrir nuestras mentes."