Inicio / Artículos de tecnología y turismo / El turismo espacial en el autocompletar de Google
Turismo espacial en el autocompletar de Google

El turismo espacial en el autocompletar de Google

El primer contacto que tuve con el modo de trabajar que verán en este artículo fue en el tan recomendable libro de Seth Stephens-Davidowitz, Todo el mundo miente, una excelente introducción a la investigación social con macrodatos.

En esta obra, el autor nos presenta algunos ejemplos de lo perturbadores que pueden resultar en ocasiones los resultados del autocompletar de Google. Así sucede cuando se ve que una búsqueda como ‘¿es normal querer matar a mi familia?’ resulta sorprendentemente habitual en Estados Unidos.

Google aclara que no debe confundirse el autocompletar con Google Trends, puesto que se trata de herramientas diferentes. A diferencia de Trends, que puede usarse para medir la popularidad relativa de términos y temas de búsqueda, autocompletar no tiene otro fin que ahorrar tiempo de escritura a los usuarios de Google, al generar automáticamente predicciones de búsqueda. Al respecto, se calcula que el tiempo total que se ahorra es de unos increíbles 200 años por día.

Sin embargo, dado que las predicciones de búsqueda se basan en las búsquedas realizadas anteriormente por miles o millones de personas, puede aportar pistas interesantes para conocer un poco mejor lo que anda dando vueltas por la cabeza de la gente en diferentes países.

Normalmente, Google ajusta sus resultados de acuerdo con la dirección IP, de modo que aunque entremos al buscador en México con otros nombres de dominio regional (como google.fr o google.cn) Google determina la ubicación y muestra los resultados del país en que nos encontremos. Pero esto se soluciona relativamente fácil: hay que ir a Configuración y hacer un par de cambios, como elegir el país cuyas búsquedas queramos conocer o eliminar los resultados personales (para que los resultados no se basen en nuestras propias búsquedas anteriores).

Así parece usarlo Seth Stephens para lograr sus perturbadores resultados, y así lo he usado yo en este pequeño experimento, que inicia con dos búsquedas básicas, una en Google Estados Unidos (‘space tourism’) y otra en México (‘turismo espacial’), completadas después con los resultados de otros países. Todas las búsquedas se realizaron el 7 de noviembre de 2023; sería muy interesante, si Google nos escucha, poder realizar comparaciones históricas a la manera de Trends. Comenzaré exponiendo los resultados de la primera búsqueda.

Búsqueda en Google en Space Tourism

Algo que me llama la atención es que Virgin Galactic aparezca en una posición tan alta, lo cual puede mostrar el excelente posicionamiento de esta empresa (contradiciendo, eso sí, su desplome en la bolsa de valores). La preocupación por el costo, que no en vano aparece en primer lugar, es un elemento definitorio y uno de los principales ejes de todo el desarrollo de una futura industria masiva de turismo espacial. Por otra parte, la búsqueda de compañías y guías podría referirse a un mercado potencial ya familiarizado en cierta medida con el concepto. También me resulta notable la búsqueda de globos de turismo espacial, creo que por tratarse de una alternativa que no es turismo orbital ni suborbital, de hecho los globos ni siquiera se acercan a la altura de 80 km., el mínimo requerido para hablar de turismo espacial, pero que sin duda a mucha gente le resulta terriblemente atractiva. Veamos ahora qué sucede cuando buscamos ‘turismo espacial’ en Google México.

Búsqueda en Google de Turismo espacial

En México, el precio ocupa el mismo lugar de enorme relevancia en las búsquedas, lo cual muestra sin dudas una de las preocupaciones más básicas, si no es que la más, para cualquier persona interesada en el turismo espacial. Y es que, junto a la salud, que curiosamente no aparece en ninguna búsqueda de las que aquí veremos (señal de que no es considerada algo tan importante o sencillamente de que la gente piensa primero en el costo), funciona como principal filtro de acceso al turismo espacial.

Para confirmar este punto, efectué una serie de búsquedas  de ‘turismo espacial’ en diversos países de Latinoamérica y España (no he incluido las imágenes de tales búsquedas para no saturar el texto; tendrán que fiarse de mí). En todas ellas, el precio ocupaba uno de los lugares más altos de la lista, generalmente el primero. Lo mismo sucedía con búsquedas de ‘space tourism’ en países como Australia, Canadá o Reino Unido (en estos dos últimos países, el precio aparece doblemente representado en las búsquedas, como ‘cost’ y ‘cost per person’).

Después de haber dejado claramente señalada la importancia del precio, diré también que las búsquedas parecen más “cautelosas” en México, preguntando por pros y contras, así como por ventajas y desventajas, algo que no aparece en Estados Unidos. Por último, otro elemento que puede subrayarse es que la única empresa que aparece en el autocompletar de México es SpaceX.

Aprovechando el montón de búsquedas que había hecho para comprobar la importancia del precio, pude ver que, en la gran mayoría de los países latinoamericanos que observé, tanto Space X como Virgin aparecen en las búsquedas, siempre con la primera en un lugar superior. Brasil, al igual que México, constituye una excepción, puesto que en sus búsquedas sólo aparece la primera. En el caso de España, también aparecen las dos empresas, pero en distinto orden, es decir, con Virgin Galactic ocupando el lugar más elevado. Y en los países de habla inglesa (Australia, Canadá, Reino Unido y Estados Unidos) sólo aparece una compañía en las predicciones de búsqueda: SpaceX en Australia y Virgin en los otros tres. En cualquier caso, quien no aparece por ninguna parte, ni siquiera en plan “gol del honor”, es Blue Origin, la tercera de las “tres grandes” del turismo espacial.

Decir que Blue Origin tiende a mantener un cierto perfil bajo es algo que, a mi juicio, no debería sorprender a nadie, como tampoco lo es la importancia que juega el precio, un elemento absolutamente decisivo para el futuro del turismo espacial. Esto nos lleva a algo que dice en su libro el propio Seth Stephens: a veces los macrodatos sólo sirven para reafirmar o confirmar cosas que ya sabemos. Pero el mismo autor dice que hay que buscar también resultados que nos sorprendan y nos intriguen. ¿Hay algún resultado que nos llame la atención a este respecto? Personalmente, tengo dos ideas.

La primera es que las búsquedas que hemos llamado “cautelosas” no me parecen un resultado que deba ser tomado como obvio. Cabría preguntarse por alguna razón que nos explique el hecho de que México sea, por así decir, el país más precavido en sus búsquedas, dado que, de toda la muestra que he tomado, es el único en que aparecen las predicciones ‘pros y contras’ y al mismo tiempo ‘ventajas y desventajas’. Frente a esta situación, las predicciones en Estados Unidos no incluyen nada similar. ¿Se trata de alguna influencia cultural? ¿Es casualidad? ¿Es un efecto del mayor contacto de algunos mercados con los productos de turismo espacial?

Si contrastamos las búsquedas en inglés frente a las de los países latinoamericanos y España, nos encontraremos resultados que no ayudan mucho: la predicción ‘turismo espacial ventajas y desventajas’ aparece en las búsquedas de tres países de Latinoamérica (Argentina, Colombia y Perú), así como en España. En Brasil, a su vez, aparece ‘turismo espacial desvantagens’. Australia, Canadá y Reino Unido muestran un comportamiento similar, con la predicción ‘space tourism pros and cons’. En cambio, las búsquedas en Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela no muestran predicciones del tipo que hemos caracterizado como cauteloso, al igual que sucedía con Estados Unidos. El autocompletar no responde a nuestras dudas, pero nos hace pensar. Y eso es siempre algo positivo.

La segunda idea intrigante tiene que ver con la aparición en las búsquedas de Google Estados Unidos de la predicción ‘space tourism civ 6’, referida ni más ni menos que a un videojuego, concretamente la sexta entrega de la famosísima saga Civilization, creada por Sid Meier.

Jugué a la primera versión de Civilization, allá por los años 90, pero no recuerdo que tomaran en cuenta para nada al turismo. Ahora veo que este juego incluye al turismo como un elemento para lograr victorias culturales, y que en Civilization VI, además, se habla de turismo espacial. Creo que reflexionar acerca de las causas de que el turismo espacial aparezca en un juego de estas características nos llevaría demasiado lejos. Pero está bien comentarlo.

Espero haber mostrado algunas posibilidades sugestivas del autocompletar de Google, y del mismo modo animar a quienes me leen a hacer sus propias búsquedas sobre otros aspectos del turismo, sea espacial o terrenal, en esta herramienta. Estoy seguro de que descubrirán cosas interesantes. Y también de que se divertirán mientras lo hacen.

Dinos tu opinión

Acerca de José María Filgueiras Nodar

🇪🇸 🇲🇽 Soy Licenciado y Doctor en Filosofía, con un Master en Administración y Dirección de Empresas. Trabajo como Profesor-Investigador en la Universidad del Mar (Huatulco, Oaxaca), donde doy clases de Mercadotecnia General y Turística desde 2007, además de dirigir el Instituto de investigación de Turismo.

Revisa también

SOFIA, asistente de viajes con inteligencia artificial de Despegar

Despegar presenta «SOFIA», su asistente de inteligencia artificial

Despegar se convierte en la primera empresa en lanzar un asistente de viajes que integra …

Facebook2k
Twitter203
Instagram649
Tiktok234