Inicio / Hablemos de turismo / El plan emergente del CICOTUR para mitigar el impacto negativo del COVID-19
Cenote Chucumaltik
Cenote Chucumaltik en Chiapas.

El plan emergente del CICOTUR para mitigar el impacto negativo del COVID-19

Sin lugar a dudas, una etapa muy difícil se avecina para el turismo en México y en el mundo, derivada de la expansión de un virus que hasta el momento no tiene cura y que día con día cobra la vida de miles de personas: el coronavirus. ¿Por qué esta pandemia afecta principalmente al sector turístico? Pese a que es una actividad resistente, sabemos que tiene una alta vulnerabilidad a variables externas, que son: sociales, económicas, naturales y de salud. En este caso, la pandemia del coronavirus ha afectado también a la sociedad y la economía negativamente, con lo cual aumenta la fragilidad del sector.

La gran mayoría de los gobiernos han acordado la no movilidad de la población como una medida muy adecuada, para cuidar la integridad física de los individuos y reducir la velocidad de propagación del virus, se han pospuesto o cancelado tours en agencias de viajes y muchas fronteras; destinos y aeropuertos se han cerrado hasta nuevo aviso, con lo cual se puede observar el impacto negativo al turismo. Por otro lado, pese a que el consumo turístico forma una parte esencial de la sociedad, este queda supeditado al ingreso disponible de las familias, de este modo, cuando hay recesión económica, el consumo turístico se reduce, y las familias cancelan, posponen o modifican sus planes de desplazamiento.

En el documento “El impacto a la actividad turística en México por el COVID-19 en abril” el CICOTUR (Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac) comparte datos estadísticos y probabilidades en cuanto a la afectación del turismo como resultado de la pandemia de coronavirus. Este mismo centro, comparte un plan emergente destinado para ayudar a 4 millones de empleados en la industria, así como las cerca de 450,000 microempresas turísticas, que cuenta con 4 componentes para mitigar el efecto negativo del coronavirus en México, y consiste en lo siguiente:

  • Este plan deberá incluir apoyos en al menos cuatro aspectos: laborales, fiscales, financieros y de promoción. El ejercicio de estas acciones debe ser inmediato en los 3 primeros puntos y en el momento oportuno deberá activarse el componente de promoción turística.

Primera etapa:

  • Ámbito laboral: encontrar un balance correcto en el que las empresas defiendan las posiciones de trabajo permanentes, con apoyos que oxigenen la presión de pagar nóminas sin recibir ingresos. Algunas medidas a seguir son: días solidarios, adelantos de vacaciones, jubilaciones anticipadas y reducciones salariales.
  • Ámbito fiscal: si bien de manera inicial no parece viable la condonación de impuestos, se deberán tener facilidades para el pago que incluyan plazos sin intereses, cancelación de multas y recargos, sin descartar la importancia de acelerar las devoluciones de impuestos, cuando esto proceda. Por otro lado, es deseable contar con un paquete de estímulos a la inversión. Aunque no son propiamente obligaciones fiscales, los apoyos para la atención de compromisos como el pago del Infonavit y del IMSS, tendrían que estar listos de inmediato.
  • Ámbito financiero: Las instituciones crediticias ya están ofreciendo soluciones concretas que son muy útiles, pero si la situación se agrava habrá que evaluar su efectividad.

Segunda etapa:

  • Promoción: Desplegar un esfuerzo extraordinario de promoción, que los competidores seguramente también lo harán. Por ello, se deben redirigir los recursos captados por el Derecho de No Residente para financiar, nuevamente, la promoción turística del país.

Tercera etapa: 

  • Paquete legislativo de emergencia: Dada la magnitud de la afectación se hace necesario preparar un conjunto de medidas de carácter legislativo formulado con gran apertura y en consulta con los integrantes de todos los niveles de la industria.

Con todo lo anterior, se observa que, en el proceso de reducción del impacto negativo, intervienen de igual manera el sector público, privado, así como la sociedad y se resalta la importancia del apoyo conjunto como uno de los motores principales para enfrentar la situación que actualmente se vive. Te invitamos a ser solidario y apoyar las acciones necesarias para reactivar el turismo, aunque sea como turista al recorrer tu propio país cuando todo esto acabe, ¡volveremos a ver al turismo brillando de nuevo!

Compártelo con tus amigos

Acerca de Nicole S. López Baeza

Nicole S. López Baeza
🇲🇽 Soy Arquitecta y licenciada en Administración de Empresas Turísticas con experiencia en redacción de artículos de opinión para medios físicos y digitales, curiosa y apasionada por el arte, cultura, viajes, eventos y su difusión.