Inicio / Artículos de turismo en Latinoamérica / Descubre las Cataratas del Iguazú bajo la luz de la luna llena
Garganta del Diablo de noche en el Parque Nacional Iguazú
"La Garganta del Diablo" es el salto más alto en el Parque Nacional Iguazú / Créditos: Juanedc

Descubre las Cataratas del Iguazú bajo la luz de la luna llena

Estar en el medio de las Cataratas del Iguazú, escuchando los sonidos de la selva misionera y observando la Garganta del Diablo a oscuras, es una de las vivencias más extraordinarias que se podrían presentar. Hoy en día, es posible gracias al paseo bajo la luna llena del Parque Nacional Iguazú, en que el visitante vive una experiencia diferente, atrapante y única.

El Parque Nacional Iguazú

El Parque Nacional Iguazú es uno de los parques nacionales más importantes tanto a nivel regional, como mundial. Su compartición entre Argentina y Brasil permite descubrir diferentes vistas, actividades y sensaciones que se podrán disfrutar en ambas partes del parque.

Parque Nacional Iguazú en Misiones, Argentina
Parque Nacional Iguazú.

Sus 275 saltos de hasta 80 metros de altura permitieron que este paraíso natural se convirtiese en una de las siete Maravillas del Mundo y Sitio de Patrimonio mundial declarado por la UNESCO. Por otro lado, su gran biodiversidad característica de la selva misionera ha generado que, con el paso de los años, se convierta en uno de los parques más visitados a nivel mundial.

Las vistas panorámicas de los saltos y cascadas que se extienden por casi 2 kilómetros de longitud son capaces de cautivar a turistas de todas partes del mundo. Gracias a que sus pintorescas pasarelas crean un recorrido perfecto para conocer desde adentro la selva en su máxima expresión, el visitante descubre un ambiente sorprendente en donde se encontrará con diversas especies de fauna y flora que habitan en los 677 km² de extensión del parque.

La Garganta del Diablo

Con 80 metros de altura, la Garganta del Diablo es el conjunto de saltos más alto de todos. Desde el lado Argentino se encuentra una vista imponente y muy cercana de la cascada, sintiendo cada milímetro del agua caer al río. Mientras que del lado brasileño se presencia una grandiosa vista panorámica digna de cualquier fotografía.

El paseo bajo la luna llena

De día, observar la Garganta del Diablo es imperdible, pero de noche se convierte en una experiencia totalmente inigualable. Los sonidos y olores de la selva misionera permiten que el turista pueda estar en mayor contacto con sus sentidos, generando una experiencia única e irrepetible.

La vivencia nocturna comienza en la estación central, donde espera el Tren Ecológico de la Selva, que llevará a los visitantes hasta el comienzo de las distintas pasarelas que atraviesan el río Iguazú superior. Desde allí, inicia la caminata nocturna para llegar finalmente a la conocida Garganta del Diablo. Una vez llegado al salto, la experiencia se vuelve extraordinaria, observando el gran volumen de agua caer al río iluminado magníficamente por la luz de la luna llena.

La luna llena iluminando la Garganta del Diablo en el Parque Nacional Iguazú
La luna llena iluminando la Garganta del Diablo en el Parque Nacional Iguazú / Créditos: Esteban Vera

Para poder vivenciar este tour, se deberá reservar con anterioridad, debido a que se realiza solamente durante 5 días del mes. Dentro de cada día se podrá elegir entre los tres horarios que brinda el parque:19.45 hs, 20.30 y 21.15 hs.

La duración del recorrido es de aproximadamente 2.30 hs, en donde un guía profesional (inglés-español) acompañará a los visitantes durante el paseo, brindando información específica del lugar y creando un ambiente seguro a lo largo de todo el trayecto.

Por otro lado, se recomienda no utilizar ningún tipo de artefacto con iluminación, ya sean linternas o celulares, ya que pueden alterar la experiencia de los visitantes.

En cuanto a la venta de los tickets, se deberá sacarlos a través de la página online de Iguazú Argentina. Su precio ronda aproximadamente los $ 9.000 pesos argentinos para adultos, $4.500 para menores de entre 6 a 12 años y sin costo para menores de 5 años. A su vez, se puede optar por incluir la cena en el restaurante «La selva» una vez terminado el recorrido.

De más está decir, que en caso de que las condiciones climáticas se encuentren desfavorables, la actividad sería suspendida.

En definitiva, el paseo bajo la luna llena será una vivencia inolvidable. Observar las Cataratas del Iguazú de noche, se convertirá en un momento mágico e imperdible que nunca será olvidado por todos aquellos que se animen a vivirla.

Personas han comentado

Acerca de Macarena Iglesias

🇦🇷 Licenciada en Turismo y Hotelería. Buscando mi lugar en el mundo a través del turismo, el arte y la escritura.