Inicio / Hablemos de turismo / Cuando los turistas ganan y los artesanos pierden…
Personas haciendo artesanías

Cuando los turistas ganan y los artesanos pierden…

[Síguenos en Hablemos de Turismo para recibir nuestras publicaciones más recientes en redes sociales]

Cuando compras algo hecho a mano estás comprando un momento de felicidad de la otra persona. ¿Se han preguntado qué tanto afecta el regateo a un artesano?, persona que elabora arte a mano, es decir, productos típicos de la región o del país, y que en última instancia satisface una necesidad o deseo del turista.

Me encontraba en el estado de Hidalgo, para ser específico en la pequeña ciudad de Huejutla, celebrando una de las tradiciones más grandes de México, el Día de Muertos, considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Estaba alrededor de la plaza viendo los increíbles bailes tradicionales con máscaras de madera y atuendos maravillosos de manta, mientras probaba la rica gastronomía como el pan de muerto, enchiladas y otros.

Mientras caminaba por la zona de artesanías me percaté de un señor bastante alegre, platicador, y una sonrisa que contagiaría a cualquiera, con sus máscaras de madera en el piso sobre una manta. Alrededor de él había extranjeros y viajeros nacionales que admiraban las máscaras por los detalles que tenían. Por lo que me acerqué para ver cuál me gustaba más.

En ese instante los viajeros mexicanos preguntaron: ¿cuál es el mínimo precio que le puede dar a la máscara?, y la respuesta del artesano fue que no podía reducir el precio, pero no dio el motivo. Eso llevó a un muchas gracias de los turistas y procedieron con su camino.

Cuando se alejaban, el artesano les logró decir que les reducía el precio sólo para que se llevaran el producto, ya que lamentablemente no había tenido la fortuna de vender con cierta frecuencia. Los turistas aprovecharon el momento y accedieron al acuerdo para lograr  comprar esa grandiosa mascara de madera pintada con sus excelentes detalles que la mayoría de las personabas portaban con orgullo.

Actualmente hay familias que viven de los productos que realizan para poder venderlos al turista, y algunos no sabemos apreciar la importancia de este arte.

Desgraciadamente un gran porcentaje de turistas buscan una rebaja de precios como una técnica de negociación -Ganar/Perder-. Uno como turista  no piensa en los esfuerzos que hacen los artesanos cuando venden en la calle, y nos sentimos con el derecho de ponerle precio a su trabajo, sin tomar en cuenta que todo vale su esfuerzo, dedicación, complejidad del producto e inversión de tiempo.

Debemos tener en cuenta que gracias a los turistas se mejora la economía en las comunidades; y que son los mismos locales quienes diseñan productos y servicios para llamar la atención de los visitantes y generar ventas. Es por eso que algunos artesanos buscan la manera de jugar con la mente del comprador sin ser groseros. Una de las estrategias que usan los artesanos  es hacerle saber al cliente cuánto fue el tiempo que se tardaron en realizar el producto,  para que el mismo turista desde su punto de vista valore el esfuerzo que se ha tardado en fabricarlo y no sentirse engañado, y poder acceder al precio sin excusas y sin necesidad de un regateo.

Desde el momento que tuve esta experiencia, admiro más a los artesanos por todo el esfuerzo, arte y cultura que tienen y aplican para seguir haciendo lo que les apasiona. 

Compártelo con tus amigos

Acerca de Fernando Velázquez

Fernando Velázquez
Soy estudiante de tiempo completo, he colaborado para la SECTUR realizando mapas y encuestas para un Área Natural Protegida y así poder impulsarla en el turismo. Me gusta la mercadotecnia y el turismo sustentable y cultural.