Inicio / Destinos turísticos / Así es el turismo en Afganistán, un país condenado por la guerra
Turismo en Afganistán
Turismo en Afganistán / Imagen creada por Mario García

Así es el turismo en Afganistán, un país condenado por la guerra

A lo largo de los años, algunos países han conservado su identidad cultural y religiosa muy arraigada a sus antepasados, no cabe duda que Afganistán es uno de ellos, esto ha generado que la sociedad musulmana esté en conflicto con muchos países del mundo por más de 40 años debido a sus creencias y estructura política. 

Afganistán, a pesar de ser un territorio marcado por la guerra y ser considerado el país más peligroso del mundo según datos del Global Peace Index 2021, es un país en donde sus atractivos culturales e historia son un foco de interés para los viajeros más intrépidos y aventureros. Debido a su posición geográfica, desde el siglo I a. C., fue parte de una de las rutas comerciales más antiguas del mundo, conocida como “La Ruta de la seda”, en donde se intercambiaron productos, materiales, técnicas, conocimientos, así como los fundamentos del budismo y el islamismo.

Requerimientos básicos para viajar a Afganistán

Cada país establece los requisitos mínimos para permitir el acceso a personas extranjeras a territorio afgano, es facultad exclusiva de las autoridades afganas otorgar o negar una visa para ingresar al país.

Para los mexicanos, sí se requiere contar con la visa aprobada. Todos los trámites se necesitan realizar con la embajada de México en Afganistán, que en este caso se encuentra en Pakistán, puesto que, en dicho país, no existe un territorio destinado para la embajada mexicana y todos los trámites son un acuerdo entre estos 3 países.

Es necesario el pasaporte con validez de por lo menos seis meses al momento del ingreso y hasta la fecha en la que concluye el viaje. Además, deberás contar con recursos suficientes durante tu estancia, necesitas un boleto de regreso o de circuito turístico con fechas cerradas. Finalmente, deberás registrate ante el Ministerio de Interior, teniendo en cuenta que las autoridades afganas pueden otorgar o negar el ingreso a una persona extranjera a pesar de que ya cuente con la visa. A la salida del país, no olvides entregar la tarjeta que el Ministerio de Interior te proporcionó durante tu registro.

Peligros que corren los turistas

En la actualidad, tras una constante lucha por imponer un orden político-religioso, los talibanes están controlando el país, estas personas son considerados el grupo de paramilitares más peligrosos y temidos por el mundo, dirigidos por ideologías ultraconservadoras que nacen a mediados de la década de 1990 tras las retiradas de las tropas soviéticas, el colapso del régimen comunista y la ruptura del orden civil, de acuerdo con información de Enciclopedia Británica.

Por lo tanto, realizar viajes a este destino es un peligro significativo que debes estar dispuesto a correr. Desde tu llegada, es importante que utilices la ropa del lugar para no llamar la atención de los locales y los talibanes. Los hombres deben usar “kurta” que son camisetas que les llegan a la altura de las rodillas y las mujeres utilizan “burka” que les cubre el rostro o “chador” que les descubre únicamente su cara.

Los hoteles cuentan con mucha seguridad, las fachadas parecen bunkers o murallas con alambres de púas, torres de vigilancia con guardias privados y puertas de acero. La extrema seguridad ha llevado a que, los pocos prestadores de servicios turísticos que existen, tengan que tomar estas medidas debido a que los extranjeros son un objetivo para los talibanes. Uno de los ataques contra turistas fue en el año 2018, en donde un grupo de 4 talibanes realizaron un ataque al “Hotel Intercontinental de Kabul”, dejando como saldo 18 muertos, el asalto se prolongó alrededor de 12 horas hasta que las fuerzas afganas abatieron a los 4 atacantes.

En 2011, este mismo hotel fue atacado por 9 talibanes y asesinaron a 12 personas, de igual forma las fuerzas afganas lograron acabar con ellos. Sin embargo, tras el paso de los años, muchos extranjeros han evitado hospedarse allí a pesar de los intensos esfuerzos de la comunidad y el gobierno por tener espacios para recibir a visitantes y generar más fuentes de empleo.

Restricciones de viaje

Al visitar este tipo de destinos siempre existirán reglamentos locales y restricciones, los cuales se deben seguir al pie de la letra para evitar ser encarcelados, secuestrados o terminar a merced de los talibanes. Por lo tanto, evita la introducción de alcohol, drogas, material religioso, materiales impresos que sean opuestos a las costumbres afganas y evitar los productos de cerdo.

Además, no podemos olvidar que estamos en medio de una pandemia por la enfermedad del Covid-19, por lo que, aunque las restricciones de acceso al país no son limitadas, Afganistán es de los países en esa región que tiene más contagios y los riesgos de contraer este virus son altos.

Los visitantes no pueden sacar antigüedades, pueden ingresar y salir del país con 20 mil dólares estadounidenses, y no se recomienda estar tomando fotos o video a las mujeres o en zonas en donde se encuentre mucha población.

A pesar de todo lo que cuentan los medios, la cultura afgana tiene mucho que mostrar al mundo, compartir su valor histórico, su gente y atractivos. Por ello te compartiremos algunos datos turísticos de gran interés que ofrece el país de Afganistán.  Sin duda es un destino recomendado para personas experimentadas en lidiar con territorios hostiles, aunque con la llegada de los Talibanes a Kabul, será aún más difícil acceder a realizar turismo.

Kabul, su capital

Kabul, Afganistán
Capital de Afganistán, foto tomada de Toot on Twitter

Esta ciudad es lo más cercano que verás parecido a un paisaje urbano, ya que la mayor parte de las regiones son aldeas construidas de adobe y marcadas por la guerra. En Kabul se recomienda visitar la mezquita Shah Du Shamshira Mosque, el nombre se traduce como Mezquita del Rey de Dos Espadas y las ruinas del Palacio –Daral Amán, estilo europeo ubicado a dieciséis kilómetros de Kabul. En esta ciudad puedes dar recorridos por los mercados y apreciar las artesanías locales como el lapislázuli, que son manualidades hechas con una gema de un característico color azul ultramar, así como los Khal Mohammadi, alfombras afganas con diferentes matices del rojo oscuro.

De igual forma se puede visitar el Museo Nacional de Kabul, el cual es un edificio de dos pisos y llegó a albergar colecciones de las más importantes en Asia Central, teniendo grandes tesoros de marfil, como las antigüedades de Kushan, del antiguo budismo y del antiguo islam.

Budas gigantes destruidos por talibanes

Budas gigantes de Bamiyan
Budas gigantes de Bamiyan.

Los Budas Bamiyan eran dos esculturas localizadas en el valle de Bamiyan, tenían una altura de 55 metros de alto por 37 metros de ancho. Estas estatuas fueron erigidas alrededor del siglo VI, además en los pequeños huecos que se ve en la montaña rocosa, son cuevas que eran habitadas por antiguos pobladores, lamentablemente para el año del 2001, por una decisión de los Talibanes, las estatuas fueron destruidas con la frase “la gente no debe adorar a los ídolos”, sin embargo, a pesar de la tragedia es un lugar histórico e impresionante.

Primera y única mujer guía de turistas en Afganistán

Fátima, guía de Turistas en Afganistán
Fátima, la primera y única mujer guía de turistas en Afganistán.

Mucho se conoce que en países de medio oriente, las mujeres han vivido bajo el esquema autoritario y las leyes machistas que impone la religión islámica, esto ha generado que las mujeres estén siendo oprimidas de una forma radical y sin fundamentos. Es por ello que orgullosamente te compartimos la historia de Fátima, una mujer afgana de 23 años de edad que se empeñó en romper el esquema machista y conservador que envuelve la cultura de su país, convirtiéndose en la primera y única guía de turistas de Afganistán.

Ella desde niña comenzó a tener inquietud por conocer más acerca de su cultura, mostrar las riquezas que hay en Kabul y sus alrededores. Fátima con el paso del tiempo fue estudiando y logrando dominar el idioma inglés; después de años de estudio y romper con los paradigmas de su pueblo, se convirtió en la primera guía de turistas mujer en el país, poco tiempo después, la agencia de viajes Untamed Border Company la contrató como su guía de turistas oficial en Afganistán. 

Más allá de la incertidumbre que atraviesa el país, Fátima vive conflictos internos con su familia, ya que siempre le mencionaban la siguiente frase: “Estás cavando tu propia tumba hacia el infierno”, también la sociedad en general le recalcó que el negocio turístico es manejado al 100% por hombres. Sin embargo, ella decidió salir adelante pese a las adversidades diciendo: “Pensé que Afganistán no era un lugar seguro para que una mujer fuera guía turística, pero me di cuenta de que tengo que ser yo quien cree este lugar seguro para otras mujeres”.

Así que ya sabes, si piensas visitar este lugar, no dudes en contratar a Fátima para apoyar el proyecto de vida que está tratando de desempeñar en su país.

Gastronomía afgana

Gastronomía Afgana
Gastronomía Afgana, Foto de Salih Photography.

Las comidas típicas de Afganistán están sumamente inmersas con la cultura del islam, se basa en su mayoría en trigo, maíz, cebada y arroz. La gastronomía de Afganistán es bien conocida también por sus uvas, verduras nativas y productos lácteos, algunos platos son muy picantes, se come habitualmente con los dedos, o usando trozos de pan como una cuchara. Los cubiertos al estilo europeo normalmente no se utilizan. El plato más típico de la cocina afgana es el Pulao, que consiste en arroz hervido con pasas y zanahorias, normalmente se sirve con una porción de carne, verduras o judías.

Bamiyan, Valle del Dragón

Dragon Valley, Afganistán
Dragon Valley, Afganistán. Foto tomada de “Sabías un dato” en Twitter.

“Dragon Valley” o “El Valle del Dragón”, es una superficie rocosa que dicen, son los restos petrificados de una criatura monstruosa que hace muchos años aterrorizaba a los habitantes afganos de dicha región. La historia relata que la bestia voladora se alimentaba de camellos y mujeres vírgenes del pueblo, la población se trató de enfrentar contra el dragón, pero aquel valiente que lo intentaba, era consumido por las enormes llamas incandescentes. La historia continua cuando se relata que Ali, el primo del profeta Mahoma, llegó a este sitio para derrotar al feroz dragón enterrando su espada en la cabeza; la bestia se petrificó, generando que al dragón se le hiciera una grieta gigante en lo que era su cabeza y dos corrientes de agua salieron de las rocas, representando como si fueran las lágrimas y sangre del dragón. 

La historia la han contado a lo largo de los años, pero la realidad es que se trata de una grieta que se hizo a causa de un terremoto y un río subterráneo se trasminó por la montaña, pero sin lugar a dudas es un lugar con vistas increíbles.

Lagos azules de Bande Amir

Lagos azules de Bande Amir
Lagos azules de Bande Amir.

Se trata de una red de estanques en el corazón del país. Los lagos están rodeados de montañas y estepas. El color penetrante del agua azul intenso, genera un contraste con la piedra caliza de colores blancos, cobre y dorado: parece un paisaje pintado a mano con lugares de ensueño. Bande Amir está incluido en la lista de los lagos de colores más bellos del mundo y en la lista del patrimonio natural de la UNESCO.

Si bien la visita a este tipo de países no está prohibida, se deben cumplir una serie de requisitos, así como las normas de la cultura local.

Es cierto que el peligro y la adrenalina que se vive en este tipo de lugares es todo un tema, el tipo de viajero que está buscando visitar este destino debe estar informado sobre el alto riesgo al que se expone y valorar si (al menos por el momento) vale la pena conocer la cultura y paisajes afganos, mientras se arriesga la vida.

Comentarios

comentarios

Acerca de Mario García Carrasco

🇲🇽 Licenciado en Turismo IPN-EST apasionado por la fotografía, el marketing turístico y los viajes experienciales. Soy creativo, curioso y viajero que busca aprender, compartir y motivar a las personas a conocer el turismo como una ventana al mundo.