Inicio / Blog de Viajes / San Juan Chamula, un viaje a un pueblo Tzotzil independiente y tradicionalista
Iglesia y plaza de San Juan Chamula
Iglesia y plaza de San Juan Chamula / Alejandra Cervantes

San Juan Chamula, un viaje a un pueblo Tzotzil independiente y tradicionalista

Hace algunos meses en un viaje que hice por Chiapas, pude conocer San Juan Chamula, o como se le dice normalmente solo “Chamula”. Para quienes han escuchado de este pueblo seguramente saben lo esencial, es un pueblo ubicado en la sierra del estado de Chiapas que ha seguido conservando sus creencias y costumbres a lo largo del tiempo, preservando su esencia y las ideologías de la vida social y cultural de un pueblo olvidado, al mismo tiempo protegido de las invasiones por la conquista de lo que entonces fue la llegada de los españoles en México. 

El nombre San Juan Chamula, es la fusión del nombre religioso: “San Juan”, en honor a Juan el Bautista, que se le dio al primer asentamiento español (1524) en la zona, en fusión con el nombre dado a la comunidad indígena Tzotzil (Chamula), que habita en la localidad.

Lo interesante de esta comunidad es que está regida por el sistema de usos y costumbres en México, esto quiere decir que ellos son independientes al Gobierno Federal, tienen un sistema de autogobierno rotatorio, en donde toman sus propias decisiones sin que el gobierno de México intervenga. Cuentan con su propio sistema policiaco, los “mayoles” que vigilan todo lo que ocurre en su territorio. 

Hablando de su religión, practican el sincretismo, la fusión de dos corrientes de pensamiento, en este caso la religión católica y las costumbres y prácticas mayas. Esta mezcla de creencias hace que Chamula adquiera un toque de misticismo; este pueblo te hace sentir fuera de lugar porque definitivamente no vas a encontrar nada como este en otra lugar, es tan peculiar que podría considerarse un mundo aparte. 

Es por eso que si decides visitar Chamula te dejo un top 3 de actividades y lugares qué visitar, también una serie de recomendaciones a seguir, ya que los habitantes son muy estrictos con sus normas y reglas dentro de la comunidad. 

1. Iglesia de San Juan Chamula 

Para tener acceso a ella debes pagar una cuota de $25 pesos. 

Una iglesia con una fachada común en la religión católica, nada fuera de lo común, colores blancos y un azul verdoso un tanto peculiar, algunos símbolos mayas de colores alrededor de esta. 

Iglesia de San Juan Chamula
Iglesia de San Juan Chamula.

La magia o el misterio de esta iglesia está dentro de ella, una vez adentro no es permitido sacar fotografías o grabar algún video, la razón es simplemente el respeto hacia las personas que están dentro y los rituales que están practicando. En el interior podrás observar el uso de velas por todo el lugar, velas de colores ya que cada una tiene un función diferente, y santos expuestos en cajas de cristal, un sitio místico que sin duda no debes perderte en tu visita ya que podrás conocer un poco más de la verdadera vida de un Chamula. La sensación que se vive dentro es fuerte pero realmente vale la pena, mi recomendación es pagar por algún guía que normalmente son los “Mayordomos” del lugar para que te den una explicación aún mejor. 

2. Limpia de alma o espíritu 

Fuera de la Iglesia siempre habrá alguien ofreciendo estas famosas “limpias”, nosotros decidimos contratar una, nos explicaron que llamarían al Chamán y con un poco de nervios y ansias esperamos a que llegara. Cuando llegó, me dio mucha confianza, un señor cálculo rondando los 70 años, con su vestimenta típica Chamula, un chaleco largo de lana negra y sus huaraches. Nos dijo que lo siguiéramos, aunque hablaba poco español, era suficiente para entenderle. 

Ritual para limpiar en San Juan Chamula
Preparación del ritual en San Juan Chamula.

Pasamos a una tienda a comprar unas velas de diferentes colores que después investigando un poco más, supe que se usan de acuerdo a la necesidad: la naranja es para problemas sentimentales, la verde para la esperanza, la amarilla para problemas de trabajo y la blanca para sanar el espíritu.

Posteriormente nos llevó a su casa donde nos haría la limpia, entramos, era un cuarto obscuro que solo se iluminaba por velas, también había imágenes religiosas. Procedió a iniciar la limpia repitiendo algunas oraciones Tzotziles y de vez en cuando algunas palabras en español preguntándonos algunas cosas. Algo característico es que ellos sienten el pulso de tu cuerpo y mediante él se supone pueden sentir si algo está mal. 

Finamente después de todo un ritual procedió a “limpiarnos” con el huevo, mismo que pasó por todo nuestro cuerpo; cuando acabó simplemente lo puso en frente de las velas y las apagó. Nos dio un poco de “pox”, la bebida tradicional y que consideran la bebida de los dioses. 

Muchas personas no tienen la creencia de este tipo de actos o rituales, desde mi experiencia les puedo decir que la tengas o no, es algo que deben intentar. 

3. Visitar Ruinas del Templo San Sebastián y el cementerio

El templo, o lo que queda de él, aún muestra sus paredes de piedra bruta.  La fachada, se deja apreciar bañada en estuco (masa de cal apagada y mármol que aún se conserva) y su gran puerta frontal coronada con un arco.

Alrededor del templo se encuentra el cementerio, un cementerio un tanto diferente, lleno de cruces de madera y listones en ellas, los listones según lo que nos dijeron, representa la edad en la que fallecieron las personas, negro si el difunto había muerto viejo, blancas para los niños y azules para el resto. Todo está repleto de flores de colores y eso hace que se vea una dualidad entre dolor y celebración por la muerte. 

Si quieres visitar Chamula debes estar dispuesto a aceptar sus reglas y normas, pero principalmente respetarlas y aceptarlas; es un pueblo indígena que ha logrado sobrevivir a la historia. 

Ruinas del Templo San Sebastián y el cementerio de San Juan Chamula
Ruinas del Templo San Sebastián y el cementerio de San Juan Chamula.

Acerca de Alejandra Cervantes Monter

Alejandra Cervantes Monter
🇲🇽 Soy Ale, turismóloga apasionada por la vida y la fotografía, pero mucho más que eso soy una viajera con gran curiosidad, una persona que le gusta ayudar a los demás, amante de los atardeceres y del chocolate, de mente muy abierta, flexible y tenaz. "Uno no es de donde es, sino de donde quiere ser" Benito Taibo

La publicidad digital es nuestra principal fuente de ingresos, sin ella no podríamos seguir actualizando el contenido y no sería posible mantener este sitio. Por ello, te pedimos que nos apoyes y desactives tu BLOQUEADOR DE ANUNCIOS para seguir navegando en nuestro sitio.

 

¡GRACIAS!