Inicio / Artículos de sucesos turísticos / Qatar 2022: turismo, fútbol y los efectos de la fiebre mundialista
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022
La Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 se llevó a cabo del 20 de noviembre al 18 de diciembre de 2022 / Foto: Wikipedia

Qatar 2022: turismo, fútbol y los efectos de la fiebre mundialista

Michael Jordan, el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, expresó: “El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”.

Justamente ello quedó demostrado por el equipo de fútbol argentino este 18 de diciembre de 2022, al declararse campeón en la vigésima segunda edición de la Copa Mundial de Fútbol masculino, denominada oficialmente Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022.

Cierto es que el Mundial de Fútbol tiene la capacidad de encender pasiones y generar adrenalina y sueños, tanto en los amantes de este deporte como en aquellos jugadores seleccionados para conquistar la ansiada Copa del Mundo, pero también es significativo su impacto en el desarrollo turístico de sus países sedes; y Qatar, evidentemente, no estuvo ajeno a ello.

El esperado Mundial de Fútbol de Qatar comenzó el pasado 20 de noviembre de 2022. El evento se celebró por primera vez en la historia en Oriente Próximo, en un país árabe y mayoritariamente de religión musulmana.

El gobierno de Qatar se propuso con el Mundial de Fútbol, el establecimiento de una base sólida para el desarrollo de un plan turístico orientado a multiplicar por seis la cifra de turistas anuales, hasta superar los seis millones en cinco años. Con este fin fueron invertidos más de 200.000 millones de dólares, que se tradujeron en una auténtica oleada de aperturas de hoteles, museos, parques temáticos y centros comerciales.

Grandes compañías como Qatar Airways destinaron cuantiosas inversiones a nuevas infraestructuras que fueran capaces de alojar a más de un millón de turistas en las cuatro semanas de celebración de la competición, lo que resultó todo un reto, teniendo en cuenta la escasa oferta hotelera de Qatar para un acontecimiento de tal magnitud.

Turistas futboleros de países como Brasil, Argentina, Inglaterra, México y Francia se desplazaron en masas, por lo que fue necesaria la construcción de 100 establecimientos de hospedaje -11 de los cuales fueron hoteles flotantes- que complementaran los 300 que ya había en el país. Por su parte, Dubai y el resto de Emiratos del golfo aprovecharon la escasez de su vecino para convertirse en destinos alojativos de miles de seguidores.

Gracias al Mundial, el Estado árabe ubicado en el oeste de Asia ha tenido una oportunidad excepcional para posicionarse como destino de negocios y promotor del turismo de lujo. Para ello cuenta con el respaldo de atractivos histórico-culturales, hoteles 5 estrellas, cruceros, centros comerciales y zocos, buena gastronomía, excelentes playas y hasta una isla artificial.

En términos generales, el turismo deportivo constituye una modalidad que en las últimas décadas ha mostrado un enorme potencial para diversificar y mejorar la oferta turística de los destinos turísticos, aportando considerablemente a la estructura económica de los países en comparación con las actividades económicas tradicionales.

Por increíble que parezca, el fútbol genera un enorme impulso turístico, pues no se trata de ver y disfrutar de este deporte sin conocer el entorno donde se efectúa; resulta que la afición hacia los clubes foráneos es tanta que los aficionados deciden viajar para presenciar los partidos, y ello implica conocer nuevas ciudades y el consumo a beneficio de los locatarios que reciben a los turistas. Además, muchas ciudades del mundo han optado por convertir los estadios en espacios turísticos donde se ofrecen visitas guiadas, como el Santiago Bernabéu en Madrid y el Camp Nou en Barcelona.

Independientemente del impacto generado por el Mundial de Fútbol en los destinos turísticos, y específicamente en Qatar, no puede minimizarse el mérito de la selección argentina, que gana a la francesa en los penaltis y logra su tercera Copa del Mundo en un partido de infarto.

Messi no podía retirarse de los Mundiales de Fútbol sin alzar por primera y última vez la añorada copa. Pone así el broche de oro a su carrera en el último partido con Argentina en un Mundial.

El capitán argentino se expresó en redes sociales y escribió:

“(…) Demostramos una vez más que los argentinos cuando luchamos juntos y unidos somos capaces de conseguir lo que nos propongamos. El mérito es de este grupo, que está por encima de las individualidades, es la fuerza de todos peleando por un mismo sueño que también era el de todos los argentinos…Lo logramos!!!”

Diego Armando Maradona hoy sonríe ante el resultado alcanzado por los herederos de su legado, quienes, sin duda, ya forman parte del patrimonio futbolístico mundial. Definitivamente, el fútbol tiene algo de mágico: como ningún otro deporte logra movilizar multitudes, sentimientos y hermandad entre personas de todas las edades, países y culturas del planeta.

Créditos

  • Imagen1: De U.S. Department of State from United States – World Cup Opening Ceremony in Doha, Qatar, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=125816265
Dinos tu opinión

Acerca de Ernesto Pérez García

🇨🇺Estudió Licenciatura en Turismo en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas. Desarrolló investigaciones sobre el turismo accesible, los atractivos histórico-culturales, el diseño de productos turísticos y los pronósticos de demanda turística. Por otra parte, formó parte del proyecto de investigación titulado: Observatorio Tecnológico del Turismo de Cuba.

Revisa también

Francisco Familiar vocalista de la banda DLD en Tecate Pal Norte

Festivales de música, una rama de diversificación turística

Los festivales musicales se volvieron otra forma de reconocer la cultura, pues cada año atraen …

Facebook2k
Twitter203
Instagram649
Tiktok234