Inicio / Blog de Viajes / Pienso, luego viajo (carta escrita en el 2021)
Turismo sustentable, Isla en forma de corazón

Pienso, luego viajo (carta escrita en el 2021)

Planeta Tierra, mayo de 2021

Hace un año estábamos confinados por culpa del coronavirus, o el virus de la corona, bautizado así porque mirado en el microscopio tenía una corona exterior.

En ese momento sufrimos por primera vez la cuarentena obligatoria prácticamente en todo el mundo, ya que fue devastador y se llevó consigo cientos de miles de personas en todos los continentes.

Como buenos animales de costumbre, primero nos resistimos, luego lo aceptamos y finalmente ahora lo añoramos …

En ese momento de susto, escuchamos a los futurólogos decir que era un antes y después, que todo iba a cambiar, que la solidaridad imperante en esos días había llegado para quedarse, pero ya ven, un año después, todo sigue igual.

Los sin techo que en ese momento los alojaron en hoteles como huéspedes de honor, en residencias y hasta en casas porque había que cuidarlos del contagio y de que contagien, volvieron a las calles y ahora siguen vagando como almas en pena, por lo que pudo ser y no fue, al igual que los del sector del turismo que recibieron una dádiva del estado por haber perdido sus ingresos durante la crisis.

Los presidentes de países, los directivos de los principales bancos e instituciones del mundo, que presas del pánico, y ante una pandemia devastadora reaccionaron como humanos, han vuelto a vivir en su burbuja de sueldazos, coches oficiales y aviones privados. Mientras la gran mayoría de la gente ha quedado tan paranoica que aún sigue con miedo a viajar.

Y los bancos a los que se los rescató en la crisis del 2008 con el dinero de todos, siguen viviendo de los intereses abusivos y de cobrarnos por tener y usar nuestro dinero, una paradoja, que no hay crisis que cambie. Ya que  siguen ganando dinero con los préstamos a los empresarios del turismo que se han arruinado.

Los trabajadores que fueron héroes en su momento: médicos, sanitarios, transportistas, policías, militares, farmacéuticos, dependientes de supermercados, gente de a pie entregados a la causa común de ayudar al prójimo, han vuelto a su vida normal sin el aplauso de la sociedad. Y con la sospecha de haberse equivocado de profesión, ya que los políticos, los banqueros, los futbolistas y los millonarios a los que ellos al igual que a toda la sociedad cuidaron y entregaron sus vidas, vieron desde sus mansiones la crisis y ahora qué pasó, vuelven a campar a sus anchas. En un turismo sólo para pudientes.

Y por último los ciudadanos normales, mortales de todo el mundo, que creíamos que la primer pandemia global que había confinado al mundo entero, que había causado la mayor crisis económica luego del famoso crack de 1929 de la historia, que nos había entusiasmado con un mundo más respetuoso con la naturaleza, más reflexivo, más solidario, más humano, más de turismo SOStenible… un año después, tan sólo, un año después…. todos seguimos corriendo detrás de la zanahoria que menea el sistema, para que vayamos como borregos detrás a buscarla, sabiendo que sólo unos pocos, mueven sus hilos, haciéndonos creer a todos que vivimos en un mundo con las mismas oportunidades para todos.

Como dijo Churchill … la democracia es el menos malo de los sistemas políticos… Creyéndonos una evolución superior del orden de los primates, porque a diferencia de ellos nos preguntamos: ¿Quiénes somos ? ¿Por qué estamos aquí? ¿Cuál es nuestro propósito? ¿Por qué sufrimos? ¿Y cómo podemos evitar los sufrimientos …?

Hemos tropezado varias veces con la misma piedra, en forma de guerras, de matanzas, de enfermedades devastadoras, de persecuciones políticas que se cobraron millones de vidas a lo largo de estos XXI siglos y hemos padecido y seguimos padeciendo sistemas totalitarios da igual con el ismo que terminen.

Y seguimos siendo el único animal que tropieza con la misma piedra una y otra vez y todas la veces que haga falta… a lo largo de la historia… sin haber aprendido nada, en este paréntesis, entre la muerte, que es el viaje de la vida.

Hace un año la tierra tuvo un ictus, y a nosotros nos confinaron. 

Por eso ahora: Pienso y luego viajo.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Alex Che

Alex Che
🇮🇹🇦🇷 Productor integral de televisión y especialista en Turismo. Es presentador, guionista y productor de 'Málaga es mundial', el primer programa de turismo, gastronomía y cultura de Málaga que se emite a través de Torremolinos TV y único programa que se emite simultáneamente por BVC Argentina y en el resto de América Latina a través de la Unión Continental Latinoamericana.