Inicio / Artículos de cultura y turismo / La Procesión del Silencio en San Luis Potosí
Procesión del Silencio en San Luis Potosí
Procesión del Silencio en San Luis Potosí / Imagen: SIC México

La Procesión del Silencio en San Luis Potosí

La Procesión del Silencio se realiza durante el Viernes Santo en la Semana Mayor. Este suceso representa una pieza muy importante de la historia potosina. Sus inicios se deben a los Padres Carmelitas, quienes transmitieron a los toreros potosinos la veneración a la Virgen de la Soledad. Con la aspiración de estrechar esta tradición se convoca a participar a taurinos, creando así el primer Patronato Hispano Potosino. 

Con los años esta religiosidad toma mayor importancia y se ve en la necesidad de fundar una Asociación Civil. Por ello, en 1966 se crea Tradiciones Potosinas por iniciativa de Fray Luis F. Piza, quien la toma como gerencia y patrimonio de la ciudad. Esta asociación promueve probablemente la práctica cultural que ha conseguido mayor reconocimiento internacional en el estado: La Procesión del Silencio de San Luis Potosí.

Este hecho se presenta cada año, donde el dolor y pena de Nuestro Señor Jesucristo y de la Santísima Virgen María son plasmados en el Vía Crucis y los misterios dolorosos del Rosario. 

El Vía Crucis (Camino de la Cruz) rememora el camino de dolor de Cristo. Se refiere a la travesía de oración que busca llevarnos a la reflexión de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo en su trayecto al Calvario. 

En el Rosario, son cinco los misterios dolorosos que se muestran a la Virgen en recuerdo a los días de dolencia del Señor. Toman como centro su Pasión y Muerte. 

Este trayecto se muestra a través de pasos de la Pasión, conocidos como “estaciones”, y pertenece a los percances que Jesús sufrió durante su juicio, martirio y muerte. 

Para formar parte de este suceso no importa la edad, sexo u ocupación. 

Antecedentes de Sevilla

En el siglo XVI, don Fadrique Enríquez de la Ribera, marqués de la Tarifa, luego de visitar los Santos Lugares, tuvo la iniciativa de conmemorar y recrear los instantes de la Pasión de Cristo en la ciudad de Sevilla, fundando la primera hermandad y cofradía sevillana bajo el nombre de “Hermandad de Nazarenos”. La festividad se ejecuta del Domingo de Ramos al Domingo de Pascua de Resurrección, y en sus procesiones colaboran 57 cofradías y aproximadamente 60,000 penitentes. 

La procesión de Sevilla, funcionó como inspiración a los potosinos católicos para crear La Procesión del Silencio. Ambas tienen como objetivo acompañar a la Virgen por su sufrimiento, sin embargo, cada procesión es distinta. La Procesión del Silencio se realiza solamente el Viernes Santo y tiene una expresión de recogimiento y reflexión; durante el trayecto reina el silencio por el pesar de María, por su parte, la Procesión de Sevilla se lleva a cabo durante toda la Semana Santa y su carácter es el júbilo a la Resurrección. 

Elementos de la Procesión del Silencio en San Luis Potosí:

Las Cofradías 

Las cofradías aparecen de las hermandades grupales del siglo XVI. En aquel entonces, emergieron en la ciudad de Sevilla un grupo de comerciantes genoveses que el Jueves Santo por la noche, visitaban cinco o seis iglesias vertiendo sangre y lágrimas, en fervor y rememoración de la Pasión de Cristo. Tras haber causado un impacto, más grupos se fueron creando aceleradamente hasta que en 1586 el Arzobispo don Rodrigo de Castro, implantó las siguientes normas: vestir túnicas de lienzo basto sin botones; los flagelantes no sería mujeres ni alquilados; los días de procesión serían Miércoles, Jueves y Viernes Santo, las estaciones serían de día, en horas y por calles señaladas. 

El Capataz 

El Capataz es el responsable, organizador y ordenador de la cuadrilla de costaleros de cada cofradía. Debe uniformizar el paso de los cofrades y adecuar a los costaleros según su altura.

Los costaleros 

Son personas que portan una prenda hecha de un pedazo de costal, que va doblado alrededor de un tubo cilíndrico de tela con la cual cubren la parte baja de la nuca hasta las primeras vértebras de la espalda. Este costal funciona para que la piel no se roce; ayuda a que el peso sea amortiguado y prevenir que la resbale la “trabajadera”.

Nazarenos  

Son los penitentes o cofrades. Uno de ellos trae la cruz de guía, la cual informa la cofradía y la determina mediante su propio emblema. 

Pasos

Los pasos son plataformas con o sin soportes sobre los que se muestran imágenes o tronos procesionales que enseñan pasajes de la Pasión y Muerte de Cristo. 

El Pregón 

El Pregón es un discurso de contenido trascendente que incita a la reflexión. 

La Saeta 

La Saeta es un pico agudo y acerado. Es el ¡ay! sollozante y lloroso que va afinando la voz en la fragua de la garganta. A parte del canto, la saeta es oración.

La Procesión del Silencio Potosina 

En 1954, fue el primer año en que se llevó a cabo la Procesión del Silencio en tierras potosinas, no obstante, la ruta fue muy corta. Este trayecto ha sido modificado en varias ocasiones, aunque su esencia ha perdurado.  

Esta procesión está compuesta por varias cofradías, las cuales son grupos de personas cuyo objetivo es el fomento del culto público mediante la religiosidad popular. Todas las cofradías tienen su directiva, compuestas por una estructura y organización propias, son autónomas y autofinanciables. Para formar parte de ellas, es requerimiento ser cristiano bautizado. 

Las mujeres que colaboran en las cofradías visten la prenda más simbólica del estado, el rebozo, el cual fortalece la expresión mestiza. El rebozo es característico de Santa María del Río, enseña la elegancia y es una tradición que prevalece.

La Cofradía de la Soledad nace en 1954 por la religiosidad de los toreros potosinos a la Virgen de la Soledad quienes la establecieron como cofradía fundadora. 

Al final del paso, la imagen central de la Procesión: Nuestra Señora de la Soledad, es la última al ser mostrada, y se podría decir que la más esperada. Es el personaje central que adorna a la columna. Ella es la razón que empuja a los creyentes a compartir su dolor.

Sin duda alguna, este es el evento religioso más esperado del año en el estado. Su organización se va haciendo con suficiente anticipación al ser muchas las personas que forman parte. El centro histórico está repleto de visitantes que buscan tener el mejor ángulo para apreciar y tomar fotos.

Su gran organización y esencia hacen de este, un suceso atractivo a nivel nacional e internacional, poniendo a San Luis Potosí como destino de turismo religioso.  

Para saber

La Semana Santa es cuando el turismo en la capital está a tope. Las reservaciones en los hoteles se hacen con meses de anticipación y los cuartos se agotan rápidamente. 

Bibliografía

  • Consejo Consultivo del Centro Histórico. Procesión del Silencio. San Luis Potosí, 2008.

Personas han comentado

Acerca de Hannia Rojas

🇲🇽 Egresada de la carrera en turismo con gran interés en el área cultural. Apasionada por la lectura en ciencia ficción y fantasía, Nefilim de corazón. Vagando por la vida preservando lo que quiero.

Revisa también

Catrina en la presentación de la Fiesta de Todos Santos 2022 en Tlaxcala

Día de Muertos en Tlaxcala capital, el lugar donde inició el mestizaje cultural

Hay un lugar en el centro del país en el que la celebración del Día de …