Inicio / Gastronomía y enología / Gastronomía de Vallarta: para chuparse los dedos
El-Sabor-de-México

Gastronomía de Vallarta: para chuparse los dedos

“No hay amor más sincero que el amor a la comida”.
George Bernard Shaw.

Con el frío que hace en casi toda la Unión Americana, Canadá y vastas regiones de México, no es raro que en Puerto Vallarta estemos repletos de alegres viajeros que huyen de las gélidas temperaturas; con unas máximas que rondan los 28 grados centígrados y mínimas no menores a 16, días con solecito (bueno, la mayoría) y cero posibilidad de lluvia (bueno, casi cero), nuestro destino turístico, incluyendo a la Riviera Nayarit, es una opción formidable para tenderse en la playa, o a la orilla de la alberca y broncearse con los cálidos rayos solares, dejando en el olvido a los pingüinos citadinos.

Pero no todo es sol y playa aquí; además de la animada vida nocturna y de las muchas actividades que se pueden realizar en la montaña, Puerto Vallarta cada vez se posiciona más como un destino gastronómico de clase mundial. Aquí los sibaritas pueden darse un festín con todas las delicias que hay para degustar.

Por supuesto que en primer lugar están los frutos del mar. Son famosos los enormes ostiones de piedra que pueden disfrutarse en Bucerías; una docena de esos, debidamente aderezados con unas gotitas de limón y salsa Huichol son una opción de rechupete, sin olvidar los estilo Rockefeller (gratinados con espinaca y queso) que pueden conseguirse en diversos restaurantes de la localidad (uno ubicado en el Malecón los prepara deliciosos). También el pescado zarandeado que sirven en Boca de Tomates es un manjar, y el emblemático pescado en vara que se puede conseguir en casi cualquier playa vallartense es una opción barata (unos $35), nutritiva y exquisita.

Los infaltables tacos: en la avenida de Ingreso (o Medina Ascencio, pues) hay un sitio donde venden los famosos tacos Gobernador, de camarón gratinado en salsa de jitomate, que podrían participar en cualquier concurso; en la esquina de las calles Basilio Badillo y Aguacate podrás encontrar tacos de chile relleno de marlín o de camarón envuelto en tocino que te mandarán a las nubes y a una cuadra de ahí los tacos de dedo de pescado o camarón (capeados) gozan de una bien ganada fama. No podemos omitir aquí las célebres burritas de marlín y camarón que un negocio local ha expendido desde hace varios años, con algunas sucursales en diversos puntos de la ciudad (una de ellas, frente al aeropuerto). También quien no haya probado las tostadas de ceviche con mayonesa y cueritos a contraesquina de la gasolinería Solórzano, se está perdiendo el sabor del Vallarta tradicional.

Cocteles, filetes, pulpo, camarones jumbo, ostiones, ensaladas y no se diga deliciosos aguachiles y cazuelitas, forman parte del panorama de mariscos de la ciudad. También ha llegado la cocina cajún que nos permite comer como nos gusta: con las manos; altamente recomendable. Pero no sólo de frutti di mare se nutre Vallarta: hay varios excelentes sitios de cortes de carne, por lo menos uno a la entrada de Marina Vallarta, procedente de Sonora; otro en la Medina Ascencio, con nombre australiano; otro empezando Fluvial, con nombre argentino y otro en la avenida Francisco Villa; en todos ellos es posible conseguir un jugoso Rib Eye término medio, rociado por una venerable botella de tinto, y acompañado de papa al horno, ensalada o elotes tiernos.

Los platillos tapatíos también tienen buena aceptación; principalmente la birria, el pozole y las tortas ahogadas: hay innumerables sitios donde los expenden: restaurantes, puestos y cenadurías que siempre los tienen en su menú.

Al igual que en numerosas ciudades de México los tacos al pastor son una tradición, a los que añadimos localmente los de asada y adobada, además de los de tripa, cabeza, carnitas, guisados (como chicharrón en salsa verde) y barbacoa.

También la comida casera mexicana tiene preponderancia: aquí puedes encontrar generosas porciones de albóndigas, chiles rellenos, milanesas, caldos de pollo y de res o flautas, todo de rechupete.

Por supuesto que si tú, querido lector, prefieres algo más finoles, hay muchísimas opciones de cocina gourmet e internacional: cocina tailandesa, alemana, china, japonesa, italiana (¿qué tal un espagueti boloñesa?), molecular… todas ellas en elegantes locaciones con vista al mar y esmerado servicio; en el extremo opuesto puede encontrar las fast foods de cajón, (hamburguesas, alitas, pizzas, o pollo frito)… De lo que no hay duda es de que siempre encontrarás en Puerto Vallarta siempre algo digno de saborear y recordar.

En este marco se inscribe el festival culinario Cuisine of the Sun, que se llevará a cabo a partir del 25 al 28 de abril en el hotel Villa La Estancia Riviera Nayarit y que traerá a la región a famosos chefs de la talla de Michelle Ragussis, Katsuji Tanabe y Penni Davidi. Habrá clases y concursos de cocina, degustaciones de vinos y memorables cenas. Estás cordialmente invitado.

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Roberto Almaguer Vega

Roberto Almaguer Vega
Originario de la Ciudad de México, vivo en Puerto Vallarta desde hace 25 años, tengo estudios de Sociología por la UAM y de Lengua y Literatura por la UNAM trabajé como jefe de Información en Televisa, director de Comunicación Social en el ayuntamiento de Puerto Vallarta y director del periódico Tribuna de la Bahía de Puerto Vallarta. Me gustan el cine, los viajes, leer y caminar por el malecón en las tardes.