Inicio / Hablemos de turismo / ¿Desarrollo, modificación o destrucción del Patrimonio?
Fuente: Berthold Werner, CC BY-SA 3.0, Enlace

¿Desarrollo, modificación o destrucción del Patrimonio?

Entendemos por patrimonio aquello que trascenderá en el tiempo e irá de generación en generación. Cuando hablamos del Patrimonio Cultural estamos haciendo mención a todos los bienes culturales que la historia ha legado a una nación y les otorga una especial importancia histórica, científica, simbólica o estética. Muchas de las ocasiones es aquello por lo que el turismo se ha visto desarrollado en muchos de los territorios, pero si lo vemos desde otro punto de vista encontramos que en muchos de esos lugares se decide de alguna manera “mejorarlo” ya sea para “adecuarlo” o para ir a la par del avance tecnológico.

Es por ello que es preciso mencionar aquellos lugares declarados como Patrimonio Cultural o Natural que han sido vulnerados por la intervención humana, tanto si han sido bien o mal planificados.

Casos concretos del mal que se le hace a estos sitios existen varios, uno de ellos que precisamente está en desarrollo es el llamado Tranvía 4 Ríos en Cuenca, Ecuador, un caso notable de la decisión humana y falta de planificación; otro ejemplo similar es el Bosque Tropical en Sumatra (Indonesia), que ha sido  afectado por la expansión de carreteras donde se ve involucrada la corrupción de la policía y la justicia; pero la problemática es todavía más extensa y los ejemplos innumerables, multitud de casos en los que se denota que la intervención o la no intervención humana pone en riesgo un territorio que ha sido considerado Patrimonio de la Humanidad.

Es indispensable ir de acuerdo al avance de la tecnología y el desarrollo de las nuevas alternativas que podrían facilitar muchos aspectos de la vida cotidiana; sin embargo, no vale la pena arriesgar aquellos territorios por política o intereses individuales, ya que como reza la página de la UNESCO, ¨los sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial cumplen una función de hitos en el planeta, de símbolos de la toma de conciencia de los Estados y de los pueblos acerca del sentido de esos lugares y emblemas de su apego a la propiedad colectiva, así como de la transmisión de ese patrimonio a las generaciones futuras¨.

El Patrimonio tangible e intangible es indiscutiblemente prioridad para cada lugar que se desarrolla como potencia turística, es precisamente por ello que se debe dar prioridad a su conservación, aunque ello signifique no ir a la par de la famosa globalización. La conservación del mismo influye directamente a la creación de empleos y la estabilidad laboral de los profesionales que trabajan gracias a su existencia, un ejemplo claro son los guías de turismo.

No todos los lugares con algo peculiar cumplen las características necesarias para entrar dentro del listado de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, por lo mismo, las ciudades, costumbres, tradiciones ancestrales y emblemas deben ser cuidadas y hacer el esfuerzo de conservarlos más allá de los intereses ajenos, ya que la existencia del Patrimonio Cultural y Natural tiene inmerso visitas al lugar en cuestión, y eso a su vez da como resultado trabajo a diversos sectores como el transporte, alojamiento, alimentación e intermediación.

En conclusión, la existencia del Patrimonio Cultural y Natural genera trabajo a los profesionales del turismo.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Silvana Elizabeth Campoverde Ureña

Silvana Elizabeth Campoverde Ureña
Soy Ingeniera en Turismo, radico en Cuenca, Ecuador. Estudié en la Universidad del Azuay, una de mis pasiones es involucrarme en proyectos enfocados al sector turístico que beneficien a diferentes sectores de mi país, una de mis múltiples metas es trabajar fuerte para sobresalir y ganar el respeto que la carrera de Turismo merece. Me identifico con la siguiente frase: “No sigas el sendero. Dirígete en cambio a donde no hay sendero y deja una huella”. – Ralph Waldo Emerson