Inicio / Empresas turísticas / Cash vs coronavirus
Cash vs coronavirus

Cash vs coronavirus

No es posible sugerir muchas cosas y basarse en antecedentes. No los hay, y el impacto y medidas difieren, siendo el único común denominador que el turismo ha frenado de golpe, sin fecha para volver a encender motores.

La desesperación es mala consejera, por lo que sí podemos, es ayudar a sugerir ideas no por ser perfectas o aplicables, pero porque pueden permitir surgir otras soluciones que aminoren el impacto.

La palabra clave para los próximos meses es cash o liquidez. 

Algunas cadenas de pago se cortarán o al menos se reducirán. La necesidad de liquidar inversiones, plazos fijos o retirar ahorros del banco, será algo normal.

Muchos que poseen débito automático, preferirán no pagar algunos gastos y para eso retirarán el dinero de sus cuentas. Los bancos están en buena situación, pero la demanda de efectivo crecerá por más implementado que se encuentre el sistema de pagos electrónicos.

En épocas de crisis, quien posea dinero líquido posee alguna ventaja.

En los hoteles y restaurantes:

  1. No abone impuestos que sean posibles posponer. Cash en mano.
  2. No quiebre la cadena de pagos a proveedores, pero administrela. Mantengalos, pero no abone el 100%. Guarde cash.
  3. No abone servicios que no se interrumpan. Guárdese el cash.
  4. Abone los sueldos en tiempo y forma, pero dependiendo de su situación de liquidez, analice abonar el 75%, de forma tal de poder mantener el flujo de dinero en los próximos meses para sus empleados y cuidarlos. Ellos por desesperación pueden malgastar dando por descontado que usted podrá seguir pagando todos los meses igual, porque es su obligación. Si bien no es simpática la medida, es una forma de cuidar a los recursos humanos. 
  5. No se sobre estoqueé, es más conveniente la liquidez. La demanda ha caído tanto que seguramente posee algo de stock y si faltara algo, será algo general y comprensible por parte de los clientes… si es que posee algunos. Administre su cash.
  6. Reduzca la planta y los turnos. No es necesario que todos vengan todos los días. No es necesario 2 recepcionistas si no llegan vuelos. No es necesario un turno noche con mucho personal, para un hotel sin casi habitaciones ocupadas y ninguna por llegar.
  7. Los restaurantes deberían reducir su carta y concentrar las compras en los mejores proveedores y mantenerlos. La reducción de la carta reduce el stock, y libera… cash.
  8. Guarde dinero para la promoción y venta para cuando se comience a reactivar el negocio. 
  9. Prepárese para un inicio con precios tremendamente bajos, ya que muchos necesitarán “cash” para enfrentar obligaciones. Así que una vez que se reactive el turismo, y las autoridades estén “más tranquilas”, USTED no lo estará porque los ingresos serán muy bajos por muy malos precios.

Las autoridades al no comunicar exenciones y facilidades, van muy por detrás de la crisis. Por ende, está en la responsabilidad de los que administran, tomar medidas, hasta poder saber claramente qué apoyo importante (o insuficiente) tendrán por parte de los gobiernos.

Compártelo con tus amigos

Acerca de Miguel Jakobs

Miguel Jakobs
🇦🇷 He tenido profesionalmente la gran suerte de haber podido estudiar diferentes temas: Negocios, Economía, Estrategia, Turismo y Hotelería, Creatividad, Sustentabilidad y Liderazgo; trabajar en diferentes modelos de negocio: Hoteles de 5, 4 y 3 estrellas, de esparcimiento y de montaña, liderando proyectos, preaperturas y en estrategias de precios y comercializanción. “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo.”