Inicio / Turismo Alternativo / Pueblos originarios, cultura Mbya-Guaraní: Turismo, Cultura y Sostenibilidad
Comunidad-y-Cultura-Mbya-Guaraní
Fuente: Sebastian Gil Miranda Photography

Pueblos originarios, cultura Mbya-Guaraní: Turismo, Cultura y Sostenibilidad

Introducción

La Provincia de Misiones, una de las 23 provincias que componen el territorio nacional argentino, ubicada en el extremo noreste del país, limita con la República Federativa del Brasil al norte y este y con la República del Paraguay al oeste y con la provincia argentina de Corrientes hacia el sudeste con un total de 1,100 km de frontera, de sus límites 80% son internacionales, tiene una superficie de 29.801 Km. 2

Forma parte de la región denominada Corazón de la cuenca del Plata por la posición privilegiada en el mapa de la América del Sur y turísticamente se encuentra en la llamada Región Litoral, junto a las provincias de Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Formosa, Chaco.

Su organización política se distribuye en 17 departamentos, divididos en 75 municipios, en los cuales se encuentran localizados varios núcleos de población guaraní que conviven con la población conformada por grupos criollos e inmigrantes muchos de origen europeo, y de las regiones fronterizas tanto de Paraguay como de Brasil.

Esta población  Mbyá – Guaraní se distribuye en unas 80 aldeas, (en idioma guaraní: Tekoas) con una población total, aproximada, de 6349[1] integrantes.

Dos grandes comunidades, Fortín Mbororé e Yriapú en las cercanías de Puerto Iguazú concentran parte de la población Mbya, muchos de ellos provenientes del Paraguay y del Brasil, también Tekoas en la zona de la localidad El Soberbio, como Pindó Poty y Jejy, tienen como desafío abrirse puertas a la actividad turística, a fin de mostrar al turista su forma de vida, costumbres, tradiciones, artesanías y gastronomía.

Desarrollo

Con vistas de que algunas de estas comunidades han decidido integrarse a la actividad turística y se han conformado como parte de  la oferta turística local, puede pensarse en potenciales productos de Etnoturismo, que se nutren  directamente del patrimonio cultural y natural de cada territorio y que además, plantea una nueva forma de hacer turismo, basada en la gestión sustentable y participativa de la actividad turística que beneficie social y económicamente a las comunidades locales, aquel donde el turista busca rodearse del espacio natural enmarcado de naturaleza, y alojamientos con moderados niveles de confort personal, pero accesibles y seguros; es decir programas específicos desarrollados en función de la expectativa del turista y del grupo o comunidad dispuesto a operarlo.

El turismo basado en la naturaleza, que incluye al etnoturismo y ecoturismo, se presenta hasta ahora en pequeña escala comparado con el turismo convencional, pero es considerado el segmento que experimenta mayor dinamismo a nivel mundial, con una alta proyección de crecimiento para los próximos años. La causa de la creciente orientación de los turistas hacia áreas naturales se basa esencialmente en la búsqueda de nuevos estímulos/ retos, en su deseo de estar en plena naturaleza, pues es cada día más difícil encontrar esta sensación en sus países de origen, así como en una sensibilidad cada vez mayor acerca de la situación y los problemas del medio ambiente y las culturas originarias.

El turismo especializado y dirigido que se realiza en territorios de los grupos étnicos con fines culturales, educación y recreativos que permite conocer los valores culturales, forma de vida, manejo ambiental, costumbres de los grupos étnicos, así como aspectos de su historia, son una opción que  le da un valor agregado al hecho de viajar, es una forma de entrar en contacto con una nueva forma cultural, además es un sistema que permite conocer y comprender otras realidades.

Hablamos de un turismo de intereses especiales, también hoy conocido como turismo de nichos, por la especificidad y especialización creciente de sus productos y formas de actividad,  con componentes relacionados con  Cultura y Naturaleza, en este caso particular con elementos distintivos que se destacan son las Aldeas Mbya Guaraníes, enmarcadas en un  espacio natural denominado Reserva de Biosfera Yabotí, en Misiones, que a su vez muestra espectaculares caídas de agua como los Saltos del Moconá[2]; cautivando a todo turista que valora el patrimonio cultural y natural de los sitios que visita, que tiene por lema “la conservación y la preservación por un desarrollo sustentable y sostenido”, la oferta puede darse bajo las modalidades de;

  • Etnoturismo
  • Turismo ecológico y paisajístico.
  • Turismo aventura
  • Itinerarios de investigación científica en la reserva de biosfera yabotí.
  • Safaris fotográficos.

Esta modalidad de actividad turística,  que tiene como base a los Pueblos Originarios y la naturaleza, aportan a este grupo de comunidades Mbya Guaraní la oportunidad de generar un  Producto enfocado a atender un segmento de la demanda que crece a nivel global y dado a conocer través de las distintas organizaciones que a nivel mundial trabajan y desarrollan proyectos de esta naturaleza.

Turismo-rural

Conclusión:

Este modelo de turismo con base el denominado Etnoturismo tiende a propiciar y considerar que  la actividad turística, no solo busque beneficios económicos, sino que también pueda operar en la creación de una cadena de valor de tipo solidaria y responsable, Pueblos originarios Cultura Mbya Guaraní Reserva de Biosfera Yabotí y Saltos del Moconá, combinando esta relación Cultura –Naturaleza hoy tan buscada por los turistas internacionales comprometidos con la conservación y valorización del Patrimonio Cultural y Natural y definir una propuesta acorde con la cosmovisión de los pueblos y sus posibilidades y el acercamiento entre las culturas es una de las claves de un turismo que promueve el intercambio y genera ingresos genuinos a las comunidades y  agregación de valor a una cadena productiva basada en la responsabilidad social y solidaria satisfaciendo las necesidades y motivaciones de un turista interesado en este tipo de turismo, pero por sobre todo,  Considerar a este producto como un gran atractivo que se mira con ojos tolerantes y solidarios y al mismo tiempo genuinamente turístico.

Fuente de Consulta:

PILQUIMAN, MARISELA; SKEWES, JUAN CARLOS, Los paisajes locales y las encrucijadas del etnoturismo: Reflexiones a partir de los proyectos turísticos de comunidades Indígenas de la Región de los Lagos en Chile, Murcia España 2009

[1] Censo 2010. IPEC- INDEC

[2] http://www.saltosdelmocona.tur.ar/informacion-saltos-del-mocona.php

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Mg. Ingrid Adriana Pedersen

Mg. Ingrid Adriana Pedersen
Magister en Desarrollo y gestión de Destinos, egresada de la Universidad Nacional de Quilmes; Lic. en Turismo egresada de la Universidad Nacional de Misiones y Profesora en turismo; Docente universitaria y participé en trabajos de consultoría para CFI, Organismos Nacionales de la Argentina. Trabajo en Cámara de Representantes de la Provincia de Misiones. Como lema: “La Formación permanente en pos de la mejora de la profesión”