Inicio / Cultura y turismo / Las culturas indígenas: parte del patrimonio de la nación
Disfrazado-de-azteca-bailando
Imagen/Fuente: Wikipedia

Las culturas indígenas: parte del patrimonio de la nación

De los más de cien millones de personas que habitamos la República Mexicana, poco más de 11 millónes son indígenas, los cuales aún mantienen su lengua, orígenes, costumbres y tradiciones.

Haciendo un análisis, realmente son pocos los indígenas que hoy en día se mantienen en la extensión territorial, los cuales la mayoría viven en lugares muy apartados y alejados de la civilización, a quienes en tiempos de la conquista española se les quitó del entorno en el que habitaban; eran ellos los guardianes de los ríos, selvas, valles y tierras fértiles.

En ese tiempo tuvieron que refugiarse pero más que ello, se protegieron de ser extintos por la situación que se vivía, sin embargo se llevaron con ellos su esencia, sus maneras de sobrevivir, no se olvidaron de sus rituales, más bien los fortalecieron, cultivaron sus creencias y se unieron en una sola cultura respectivamente, así comenzaron de nuevo.

Hoy en día el mundo los voltea a ver y les resulta de utilidad para los entornos que hoy se viven, ya que se perdió mucho ese equilibrio que hoy tanto se necesita; el ser humano, su conectividad y protección por la naturaleza.

La lucha por una mejor calidad de vida a veces resulta ser un sueño complejo de cumplir para la mayoría de ellos, donde las oportunidades y accesibilidad no han sido fáciles, sobre todo cuando deciden emigrar a la urbanización.

Cabe resaltar ampliamente que hoy en día el turismo se ha maravillado de ellos por lo que muestran y plasman a la sociedad a través de las enseñanzas por medio de sus rituales y tradiciones, las manos e imaginación dejando huella en sus artesanías de acuerdo a sus creencias.

Las culturas indígenas son, sin duda, uno de los activos más valiosos del patrimonio de la nación.

Lo son como huella de nuestro origen más remoto y fundamentalmente como culturas vivas, actuales y futuras.

Los pueblos indígenas de México quieren sobrevivir en sus tierras originales, con dignidad y en armonía con los demás mexicanos.

Los indígenas son quienes quieren mantener la identidad espiritual, conservar sus dioses y templos, sus maneras de hablar y pensar, su forma de ser mexicanos; quieren hacer realidad la posibilidad de vivir en una Nación que los respete.

Los pueblos reclaman que la dignidad y la diversidad de sus culturas, tradiciones, historia y aspiraciones, se reflejan debidamente en todas las formas de educación e información pública.

El turismo representa un importante fenómeno como crecimiento del desarrollo económico, que puede ser aprovechado por las comunidades indígenas. La importancia de poner en valor su cultura, sus tradiciones y los recursos naturales, radica en un enriquecimiento para la cultura nacional y a su vez como motor para el logro de una mejor calidad de vida.

Los indígenas son cuidadores, trasmisores de la cultura y pilares de la permanencia  y vigencia de la identidad, fungen como vinculo comunitario.

Nuestra cultura está formada por todas esas raíces que se entrelazan y nutren, porque el sentido de la vida está en el otro. Así se forma el nosotros, siendo una de las misiones más importantes la permanencia, el seguimiento  y cada vez más la inclusión de las culturas indígenas en el turismo, ya que somos un solo equipo resaltando el México unido que somos y queremos.

Por ello la sociedad involucrada en los servicios turísticos tenemos la encomienda de saber más acerca de estas culturas, enriquecernos de ellas y de esta manera transmitirlas al turismo nacional y extranjero de la misma manera para que sean valorados, respetados y acogidos por todas las personas que pisamos la tierra mexicana.

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Claudia Gabriela Huerta Lozano

Claudia Gabriela Huerta Lozano

Turismóloga de profesión, pero más de corazón. Apasionada de descubrir nuevos lugares, llevarme las esencias de su gente, sus tradiciones, comidas, usos y costumbres que me toca visualizar, me encanta capturar fotografías visualmente y después plasmar las experiencias.

“No puedo cambiar el mundo; pero si puedo aportar al cambio”