Islas-flotantes-de-Los-Uros,-Lago-Titicaca,-Perú
Islas flotantes de Los Uros, Lago Titicaca, Perú //Imagen: Jonas Sosa

La escenificación de la autenticidad: la paradoja de los sitios turísticos

La paradoja de la autenticidad

Muchos sitios se han escenificado dentro del turismo para atraer a turistas y satisfacer su deseo de vivir una experiencia auténtica. De tal modo, la escenificación de una cultura y sus rituales constituye un elemento prominente en muchos casos donde se les quiere ofrecer una experiencia auténtica a los visitantes. Sin embargo, se crea una paradoja si se considera que la autenticidad es algo que no se puede escenificar ya que representa lo real e intocable.

¿Qué nos motiva a experimentar la autenticidad?

Existen varias razones por las que viajamos y muchos de los que viajan por el mundo lo hacen por la búsqueda de ‘lo auténtico’. Encontrarían la satisfacción de dicha búsqueda en un lugar que represente algo diferente a la realidad que ellos ya conocen, la cual se percibiría a través de la cultura típica de los habitantes y la región que visiten. Es una sensación de encontrarse ‘detrás del escenario’ y llegar a conocer la vida y la herencia cultural de ‘los otros’.
El contraste entre el espacio doméstico y el nuevo ambiente genera la sensación de estar lejos de la vida diaria, aunque la tecnología y la globalización hacen que las distancias se perciben cada vez más cortas. Este deseo de liberarse de la rutina diaria y por un tiempo vivir la autenticidad de una cultura ajena se puede considerar un anhelo por los lugares que no se han comercializado.

Antigua,-Guatemala
Antigua, Guatemala //Imagen: Jonas Sosa

¿Cómo definir la autenticidad? si es que exista un consenso.

La autenticidad se liga mucho a la mercadotecnia y la proyección de marca cuando está plasmada a través de sitios escenificados, los cuales se enfocan mucho en la estética para atraer a turistas por su apariencia de ser auténticos. Debido a la preocupación que tienen por la apariencia estética, se puede distinguir entre ‘imagen’ e ‘identidad’. La imagen es lo superficial. El enfoque en lo visual y en las expectativas del consumidor crea una superficie de lo real. Por lo contrario, la identidad tiene profundidad. Se concentra en los valores, o sea, lo invisible pero no obstante notable.

En el contexto de turismo, la imagen y la narrativa de un lugar pueden crear el efecto de una escenificación escondida que le genera la sensación al turista de vivir lo auténtico como si la escenificación fuera la realidad. Un ejemplo en México donde se escenifican rituales y presentan la herencia cultural a través de espectáculos es el parque Xcaret en el estado de Quintana Roo. Se promueve por ofrecerle al visitante un recorrido por las tradiciones y la naturaleza de México. Entre sus atracciones figuran espectáculos como danzas prehispánicas, voladores de Papantla, el Juego de Pelota y un antiguo pueblo Maya.

Además su lema ¡Vive México en un solo lugar! demuestra que reinventa las tradiciones y la herencia cultural mexicana, y así intenta comprimirlas todas para que el turista, según el lema, pueda experimentar todo el país y su cultura en un solo lugar de una sola vez. En este caso, la economía de la experiencia y la imagen se valoran más que la autenticidad y la profundización en la identidad cultural. Mientras parezca real, muchos turistas se satisfacen con la autenticidad escenificada y les da la sensación de haber estado en contacto íntimo con una cultura ajena. Más probable, hay turistas quienes ni siquiera están conscientes de alternativas para concebir la autenticidad de la cultura que experimentan en una versión escenificada.

Es difícil definir la autenticidad ya que son varios los parámetros que en su conjunto le generan la sensación de la autenticidad a la persona que la experimenta – lo visual, la narrativa, la emoción, el ambiente, quién lo presenta, si es un lugar escenificado o está tal cual como los habitantes lo vivirían aunque no hubiera turismo, etc. Además, se trata de una percepción muy individual. Quizás a una persona le genere la sensación de la autenticidad porque el lugar satisface sus expectativas e ideas, mientras que otra persona percibe el mismo lugar como poco auténtico porque no corresponde a sus expectativas al tener una apariencia escenificada y superficial.

Viajando, uno se encuentra con lugares de todo tipo. Hay lugares que están construidos únicamente con el propósito de atraer a turistas. Hay ciudades que tienen una riqueza histórica y cultural que entusiasma a los turistas quienes vienen en multitud a vivirla, y luego como resultado del turismo se intensifican las características y los artefactos culturales. Hay lugares donde raramente se ven turistas porque no hay atracciones que sean valoradas por el flujo turístico. Sin embargo, al no ser influido por el turismo, un lugar así representaría la mera auténtica realidad y la vida diaria de sus habitantes sin preocupaciones por el turismo.

¿Qué es la autenticidad para ti?
¿En qué lugar has experimentado una sensación de autenticidad?

Compártelo con tus amigos

Comentarios

comentarios

Acerca de Jonas Sosa Weinreich

Jonas Sosa Weinreich
Estudiante de maestría de Estudios Interculturales en la Universidad de Aarhus, Dinamarca. Áreas: Identidad y memoria colectiva. Culturas locales en un mundo globalizado. Comunicación intercultural. Cosmopolita con raíces en dos culturas – la danesa y la mexicana.

Revisa tambien

Romería de Zapopan

Quieren hacer de la Romería de Zapopan, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Desde 2013, Zapopan realiza gestiones ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, …